martes, 19 de junio de 2007

EL CHOLO MATÍAS

ENTRAÑABLE PISQUERO


Don Matías y Doña Rosita


Matías Grados Mora, querido amigo







Hace unos días estuve de paso por Ica. En ese caso la visita es obligada: la primera noche a casa de los Grados. A disfrutar de la compañía de don Matías y Doña Rosita y de sus hijos Josefina, Matías y Rosa, esa entrañable familia iqueña.

En su casa se respira Ica y se bebe pisco. Pisco del bueno. Ese que Don Matías destila con sapiencia. El quebranta es inigualable, olímpico, celestial. El moscatel tiene dulzura iqueña. El italia es sensualidad pura.
Los macerados de Josefina, por su parte, son la quinta esencia de la tradición. Hay uno de dátiles propio de un sultán con magnífico harem, el de guinda que Don Matías combina con pisco quebranta y Coca Cola en un celebérrimo Sol y Sombra, el de kión, sólo para iniciados, que con sus aromas evoca las sutilezas del rey Salomón en el Cantar de los Cantares. El sorprendente de mamey y el de maracuyá , que al beberlo uno comprende por que el maracuyá es también conocido como la fruta de la pasión.
Y cuando uno cree que lo ha probado todo, en el colmo de la intemperancia Doña Rosita sirve sus toronjas en almíbar con manjarblanco. En ese momento se puede decir que uno ha tocado el punto más profundo de la iqueñidad: pisco, macerados y las monacales toronjas.¿Se puede pedir más ?
La felicidad siempre es retrospectiva, uno mira para atrás y dice ¡Que feliz estuve tal día! y el recuerdo fluye, la ternura golpea el corazón y uno vuelve a ser feliz.

Así fue aquella noche iqueña, serena y feliz.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor Revoredo:
Desearía conocer si la publicación auspiciada por la Municipalidad de Magdalena en julio 2008, es la misma versión auspiciada por Interbank en 2007.

Atentamente,
Rita Haro
ritaharo58@hotmail.com

Juan Pablo Capuñay dijo...

Muy buena la atencion de Matias, mejores sus piscos.

Q.E.P.D. Matias Grados Ferreyra